menu

Los vehículos impresos en 3D que están revolucionado el mundo del motor

Publicado el septiembre 10, 2021 por Lucía C.
vehículos impresos en 3D

¿Sabías que existen vehículos impresos en 3D? Aunque cueste creerlo, esta idea es más real de lo que pensamos. La fabricación aditiva está cada vez más democratizada en la industria del transporte, y cada vez surgen más proyectos de vehículos impresos en 3D. Desde automóviles hasta motocicletas, pasando por autobuses de transporte público, ¡hay muchos más de los que imaginas! Sin lugar a dudas, este método productivo está cambiando la fabricación tradicional empleada hasta ahora, y por supuesto, el rumbo de nuestras vidas. Para poner de manifiesto esta creciente adopción de la tecnología en la movilidad, hemos recopilado algunos de estos vehículos que han sido completa o parcialmente creados mediante impresión 3D. ¡No te lo pierdas!

Los vehículos impresos en 3D por McLaren

El fabricante británico de automóviles deportivos, McLaren, ha apostado por utilizar las tecnologías de impresión 3D en numerosas ocasiones. En concreto, uno de los modelos de vehículos impresos en 3D que más ha llamado la atención es el McLaren 720S. En conjunto con la empresa 1016 Industries, McLaren creó gran parte de la carrocería del vehículo mediante impresión 3D de gran formato. Entre estas piezas encontramos el alerón, el capó, las hojas exteriores de las puertas, el parachoques, el difusor trasero, etc. Pero este no es el único éxito de McLaren. También apostaron por la fabricación aditiva para la creación de núcleos más ligeros del coche híbrido McLaren Artura. En ambos proyectos queda claro el potencial de la tecnología 3D en el sector de la automoción.

A la derecha, el modelo McLaren 720S. A la izquierda, el McLaren Artura.

Chameleon, el vehículo de Scaled

Con su proyecto Chameleon, la empresa británica Scaled pretende fabricar vehículos que se adapten a las necesidades del conductor o a las exigencias medioambientales. Así que, ¿qué mejor tecnología para una solución personalizada que la impresión 3D? Scale afirma querer pasar de la producción en masa a la producción bajo demanda con la fabricación aditiva, impulsando así un cambio en el transporte. La impresión 3D a gran escala se utilizó para crear los vehículos Chameleon. Las piezas del vehículo son robustas y el coste de un vehículo Chameleon es inferior al de una sola pieza de la carrocería con métodos tradicionales. También se sabe que Scale, en colaboración con Rafinex, ha sido capaz de implementar la optimización de la topología en el diseño del vehículo.

El Chevrolet Corvette con piezas impresas en 3D

El fabricante de automóviles Chevrolet está demostrando que sabe aprovechar las ventajas de la fabricación aditiva. Y es que 75 piezas del automóvil Corvette C8R fueron impresas en 3D. Esto incluye un tanque de aceite, cajas refrigeradas con aire acondicionado y soportes para la servobomba. El C8R se vió por primera vez en la carrera de 24 horas de Daytona, donde el vehículo ganó cinco carreras. La empresa General Motors ha estado utilizando la tecnología en el desarrollo de sus vehículos desde finales de la década de 1980 y a día de hoy se ha integrado en su actividad como un método más. Según explica Audley Brown, directora de diseño y fabricación aditiva de GM: “Las piezas impresas en 3D no son de ninguna manera inferiores a las piezas fundidas o fresadas, lo cual es de gran importancia para el desarrollo y el diseño de productos”.

Jane, la original motocicleta de VIBA

La empresa francesa VIBA apuesta fuertemente por la fabricación aditiva. De hecho, la utiliza para producir ciertos componentes de sus originales motocicletas. El modelo Jane incorpora un depósito de combustible impreso en 3D con aluminio. La pieza se fabricó en una impresora 3D de fusión láser, más precisamente en una de las máquinas de SLM Solutions. Su estructura alveolar permite reducir el peso total del componente manteniendo una rigidez suficiente. La motocicleta de Viba también está equipada con un guardabarros y un portaequipajes delantero, ambos impresos en 3D.

Aptera Motors revoluciona la automoción

Con sede en California, Aptera Motors es una empresa dedicada al desarrollo de vehículos más eficientes y seguros, gestionando conscientemente los recursos naturales del planeta. Su modelo de automóvil llamado Aptera, es un vehículo eléctrico impulsado por energía solar, por lo que apenas necesita recargarse. En su gran mayoría está impreso en 3D, y cuenta con unas medidas de 4,4 m de largo, 2,2 m de ancho y 1,4 m de alto. El equipo de Aptera Motors afirma que priorizó las estructuras ligeras, así como la aerodinámica y la refrigeración de baja resistencia con el objetivo de optimizar la eficiencia energética y, por ende, la autonomía del vehículo. Esto también ha beneficiado al rendimiento del coche, que es capaz de acelerar de 0 a 60 en tan solo 3,5 segundos.

Olli, el mini bus inteligente

En 2016, Local Motors presentó Olli, un minibús de 12 pasajeros creado mediante fabricación aditiva e inteligencia artificial. El proceso de impresión 3D utilizado se denomina BAAM (Big Area Additive Manufacturing), fue desarrollado por Local Motors en el National Harbor Lab y permite imprimir objetos de gran tamaño. En 2019, el fabricante presentó Olli 2.0, una versión mejorada del minibús autónomo. Con una mayor autonomía, dos asientos adicionales y una iluminación programable, Olli 2.0 puede alcanzar una velocidad máxima de 40 km/h. Aunque el minibús autónomo se utiliza actualmente en universidades, sobre todo en la Universidad Estatal de California, es probable que los vehículos impresos en 3D de este tipo se democraticen en el futuro.

LSEV de XEV y Polymaker

El LSEV fue de los primeros vehículos impresos en 3D. La empresa italiana de coches eléctricos XEV y la empresa líder en materiales de impresión 3D Polymaker, presentaron el modelo eléctrico LSEV en el Museo Cultural de Impresión 3D de China, en Shanghai. Este vehículo podría cambiar el juego de la industria automotriz, ya que no solo es eléctrico, sino que también es asequible y se puede fabricar en solo tres días. Con un peso de sólo 450 kg, la autonomía del coche es de 145 kilómetros y su velocidad máxima alcanza los 70 km/h.

La motocicleta eléctrica de ETH Zurich & Sintratec

Este proyecto de motocicleta eléctrica impresa en 3D surge de una colaboración entre el ETH Zurich y Sintratec. La idea de este equipo de estudiantes era cambiar la movilidad y el transporte del futuro, haciéndolo un poco más sostenible. Para ello, desarrollaron un prototipo de motocicleta eléctrica mediante fabricación aditiva. Llamado ETHEC City, el prototipo cuenta con piezas impresas en 3D mediante 3 métodos diferentes: estereolitografía, sinterización selectiva por láser, y fusión láser por lecho de polvo. Para ello, el equipo utilizó máquinas SLS de Sintratec y recurrieron al nylon como material de fabricación. Además integra un sistema de tracción en las ruedas para ahorrar energía y mejorar su autonomía. Te dejamos descubrir los detalles en el vídeo a continuación.

El BMW i8 Roadster

El fabricante de automóviles alemán ha estado utilizando la fabricación aditiva durante más de 25 años, tanto para aplicaciones de prototipado rápido como para piezas terminadas. Su coche i8 Roadster 2018 es una prueba perfecta de ello, ya que incorpora portaequipajes impresos en 3D con metal. El equipo detrás de este proyecto utilizó un software de optimización topológica que calculó el espacio disponible y el peso de la carga a mover para imprimir solo el material necesario. El resultado obtenido se traduce en una reducción del 44% del peso del soporte. Así, BMW espera producir más piezas de este tipo en el futuro.

Un coche de exposición inspirado en David Bowie

Si el espíritu de David Bowie pudiera expresarse visualmente en un objeto físico, un vehículo para ser exactos, probablemente tendría este aspecto. Al menos, así lo ha ideado el diseñador Takumi Yamamoto. El artista japonés quiso fusionar sus pasiones por el diseño y la música de Bowie con este concepto de automóvil, y confió en los conocimientos de los expertos en impresión 3D Massivit y Marie 3D para hacer realidad su idea. La colaboración y el uso de la fabricación aditiva de gran formato dieron como resultado un vehículo creado completamente en 3D. Fue en 2019 cuando se presentó el  prototipo, durante el evento Festival Automobile International (FAI).

uBox, de la empresa Toyota

En colaboración con el Centro Internacional de Investigación del Automóvil, en la Universidad de Clemson, el coche Toyota uBox tiene un interior modular impreso en 3D. La iniciativa permite que el propietario del coche lo transforme y personalice mediante la impresión en 3D de diversas piezas. Por ejemplo, es posible diseñar las molduras de las puertas, algunos elementos del salpicadero y las salidas de aire. Además, el uBox tiene un suelo plano que permite cambiar los asientos de diferentes maneras. Por último, el vehículo está equipado con un motor eléctrico lo suficientemente potente como para cargar dispositivos electrónicos, así como con una toma de corriente para trabajar dentro del coche.

Blade de Divergent Technologies

El llamado Blade, del fabricante Divergent Technologies, es el primer supercoche impreso en 3D del mundo. Diseñado por Kevin Czinger, fundador y director general de Divergent, el coche ha sido fabricado con tubos de fibra de carbono y barras de aluminio impresas en 3D. Estos dos componentes se integran en el chasis, lo cual proporciona, no sólo una resistencia superior, sino también mayor ligereza. Además, el uso de la fabricación aditiva reduce radicalmente el impacto medioambiental del coche deportivo. Además, es ultraligero gracias a su carrocería y chasis impresos en 3D, lo que permite al supercoche alcanzar velocidades máximas con una potencia de 720 CV (537 kW; 730 PS) y una transmisión secuencial Hewland de 7 velocidades.

Light Rider, una motocicleta única

Si estás al día de todas las noticias entorno a la fabricación aditiva, habrás oído hablar de Light Rider, la motocicleta eléctrica diseñada por APWorks, una subsidiaria del grupo Airbus. Desarrollada en 2016, incorpora un chasis impreso en 3D tras un trabajo de modelado 3D basado en la optimización topológica. Gracias al proceso de fusión en lecho de polvo, la empresa creó un marco de aluminio que pesaba solo 6 kilogramos, obteniendo una reducción de peso del 30%. La motocicleta total pesa 35 kilos y puede alcanzar una velocidad de 80 km/h.

Urbee

El Urbee fue el primer coche fabricado mediante tecnologías de fabricación aditiva. El automóvil híbrido fue ideado y producido por Kor Ecologic, que se asoció con Stratasys para el proyecto. La iniciativa comenzó en 2010 por parte de Jim Kor, director general de la empresa canadiense, cuyo objetivo era “diseñar el vehículo urbano del futuro”. Todas las piezas de este coche se imprimieron en 3D, a excepción del chasis y el motor. La fabricación del coche requirió un total 2.500 horas, y en su mayoría está echo a base del termoplástico ABS.

¿Qué piensas de la recopilación de vehículos impresos en 3D? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FR
Manténte actualizado
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thank you