Home > Actualidad > Badger, el robot que excava e imprime túneles en 3D
Badger

Badger, el robot que excava e imprime túneles en 3D

La impresión en 3D consigue que se realicen muchos proyectos en conjuntos, es así como ha llegado el programa Horizon 2020, un programa para desarrollar, Badger, un robot que imprime túneles en 3D en el que colaboran la Universidad Carlos III de Madrid, la Universidad de Glasgow y cinco centro de investigación de tecnologías en ingeniería.

El proyecto comenzó a principios de este año y consiguió 3.7 millones de euros de financiación para los próximos 3 años. Badger, es un sistema automatizado capaz de excavar, manipular, localizar y navegar, está equipado para el desarrollo de líneas de construcción horizontales y verticales, así como la colocación de tuberías estables. . “Esto es también lo que sugiere su nombre. Badger significa “robot autónomo para zanjar operaciones subterráneas, la cartografía y la navegación. “No es tan fácil en primera lectura … “.

Tecnología de Badger al cavar un túnel

¿Cuál es realmente la función de Badger?

Actualmente, las empresas de construcción ya están utilizando máquinas que excavan túneles. Sin embargo, estos dispositivos tienen limitaciones, no son capaces de esquivar algunos obstáculos como rocas o raíces, aún dependen de alguien que los controle para saber dónde cavar. Actualmente este tipo de máquinas están hechas únicamente para realizar su trabajo en un eje, vertical u horizontal, lo cual les impide la creación de redes de túneles.

La ventaja de Badger es su capacidad de cavar redes sinuosas a través de la visualización y el mapeo del terreno. Como se muestra en la siguiente imagen, el sistema de perforación se encuentra en la parte delantera, mientras que la parte posterior tendrá una impresora 3D que permitirá el desarrollo completo del túnel.

El robot de trabaja en cierta medida como lo haría una lombriz de tierra, la parte trasera de robot se aferra a la parte recién perforada y empuja la parte delantera del robot. Esta presión permite al taladro excavas y seguir hacia adelante. Mientras la parte frontal completa su tarea , en la parte trasera la impresora 3D  va desarrollando su trabajo sobre la cartografía obtenida.

El movimiento de Badger se consigue gracias a varios sensores, incluido un radar de penetración. Lo que le permite operar de manera automática y detectar los primeros obstáculos que podrían interrumpir su progreso a la derivación. Su principal ventaja es la capacidad de desarrollar perforaciones sin necesidad de interrumpir la circulación ninguna vía. Puede cavar y construir a la vez gracias a la impresión 3D.

El primer proyecto debe ser explotado en proporciones limitadas con el fin de centrarse en la excavación de las tuberías para la impresión de túneles de  cables y tuberías explica Carlos Balaguer, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y coordinador del proyecto. Él es optimista sobre el desarrollo esperando que en los próximos meses su profundidad de excavación y diámetro de túneles aumente. Otro paso más de empresas españolas que llevan la impresión 3D a la construcción como el caso del IACC en Barcelona que ha comenzado el desarrollo de la fabricación aditiva de concreto en la ciudad. ¿Qué más puede esperar España en este sector?

Fotografías: Universidad Carlos III/ All3DP.

Encuentra más información en el artículo de la Universidad Carlos III.

¿Te gusta la impresión 3D y quieres saber más? Síguenos en  FacebookTwitter y RSS.


Sobre lucia

Comunicadora audiovisual y diseñadora. Master en Dirección de arte (CICE) y Diplomado en Diseño y Comunicación Multimedia (TAI). Motivada por los nuevos retos, especialmente en el campo de la comunicación. En constante descubrimiento de las innovaciones en impresión 3D. Enamorada del cine y el buen diseño.