menu

Las impresoras 3D de pellets que hay en el mercado actual

Publicado el enero 20, 2022 por Alicia M.
impresoras 3D pellets

Cuando hablamos de procesos de impresión 3D por extrusión, lo primero que nos viene a la mente es la tecnología FDM con filamentos. Pero ésta no es la única forma de material que hay disponible. Cada vez más, se están desarrollando impresoras 3D adaptadas para poder imprimir con pellets. Los pellets o gránulos son los materiales que más se utilizan en el moldeo por inyección y cada vez son más populares en la impresión 3D. Esto se debe a que ayudan a ahorrar costes y permiten una mayor variedad de materiales que los filamentos. En esta ocasión hemos querido reunir las soluciones de impresión 3D con pellets completas, tanto independientes como híbridas, y los complementos de cabezal de extrusión de estos materiales.  ¡No te lo pierdas!

TUMAKER  y su serie de impresoras 3D para pellets

Tumaker es una marca perteneciente al grupo español IT3D que se especializa en el desarrollo y la distribución a nivel internacional de equipos de fabricación aditiva. Su gama de impresoras 3D BIGFoot Pro cuenta con 3 máquinas con distintos tamaños, y son capaces de trabajar con materiales en forma de pellets. En concreto, las 3 soluciones incluyen las impresoras 3D 200, 350 y 500, y se diferencian en su volumen de fabricación respectivamente. Estas soluciones se adaptan a las necesidades de cada usuario, siendo capaces de trabajar con una amplia gama de materiales en forma de pellets, incluyendo PLA, ABS, PETG, Polipropileno, Ultem, Peek, y muchos más. Esto se debe también a su cabezal de diseño propio con doble sensor de temperatura, que es capaz de alcanzar una temperatura de 350 grados. Las BIGFoot Pro Pellets están específicamente diseñadas para su uso profesional, haciendo de ellas una máquina única en el mercado.

Créditos: Tumaker

La impresora 3D Super Discovery

Desarrollada por Discovery 3D Printers, una división del grupo español CNC Bárcenas, la Super Discovery es una impresora 3D industrial que trabaja con pellets. Con un volumen de impresión estándar de 1,3 x 2,5 x 1 metros, esta máquina tiene la capacidad de personalizar el área de trabajo y rediseñarlo a medida. Entre otras cosas, integra servomotores Panasonic, un nivelado automático de la cama y un recinto cerrado que permite compensar los desniveles durante el proceso de fabricación. En cuanto a los aspectos más técnicos, esta impresora 3D trabaja con una amplia gama de materiales (ABS, PC, PPE, CF, ASA, erc.); además utiliza el software Simplify3D y cuenta con conectividad Ethernet. Además de la Super Discovery estándar, la empresa también ha desarrollado otras dos soluciones a partir de esta, que son la Super Discovery 3D Printer Compact y la Super Discovery 3D Printer Hybrid.

impresoras 3D pellets

Créditos: Discovery 3D Printers

Delta WASP 3MT Industrial 4.0

La Delta WASP 3MT Industrial 4.0 es una gran impresora 3D industrial del fabricante italiano WASP. Cuenta con recinto de impresión cerrado y un volumen de fabricación de 1000 mm x 1000 mm. La máquina está diseñada para imprimir con pellets y materiales plásticos reciclados en gránulos. La extrusora HDP imprime los pellets directamente, reduciendo costes y tiempo. Además, la impresora 3D cuenta con un depósito donde se instalan los gránulos y un sensor de fin de material para garantizar la continuidad de la impresión y evitar los residuos. El sistema patentado Firecap genera una cámara caliente localizada de hasta 250°C directamente en la zona de impresión y el sistema VAC (Vacuum Active Control), una plancha de impresión al vacío, permite sustituir la placa en pocos segundos, garantizando la ausencia total de micromovimientos durante la impresión incluso a altas temperaturas.

Créditos: WASP

Tradesman series P3-44, de Juggerbot 3D

La serie Tradesman P3-44 de la empresa Juggerbot 3D incluye una impresora 3D a gran escala que se basa en la tecnología de extrusión de pellets (del inglés, Fused Granular Fabrication), con un volumen de impresión de 915 mm x 1.220 mm x 1.220 mm y una velocidad de impresión de 1 m por segundo. La empresa estadounidense Juggerbot 3D colaboró con Rockwell Automation para que la máquina tuviera el mayor rendimiento posible y se redujera el margen de error. Además de trabajar con una amplia gama de materiales termoplásticos, los extrusores son intercambiables y se puede elegir el que mejor se adapte a cada necesidad. El modelo 14L es ideal para optimizar la productividad y el modelo 14S para una impresión más precisa.

Software de corte P3-44 de Juggerbot 3D | Créditos: Juggerbot 3D

La Serie XS de Colossus y Weber

La nueva serie XS de Colossus es el resultado de una asociación estratégica con WEBER Additive. Gracias a la experiencia de ambas empresas, fue posible diseñar una impresora FGF de alto rendimiento con un volumen de construcción de 1600 x 1200 x 1300 mm. El dispositivo funciona con la tecnología de extrusión de WEBER y puede alcanzar una velocidad de hasta 200 mm/s. Según los fabricantes, la impresora 3D es ideal para la producción de series pequeñas y medianas. La serie XS se suministra con un sistema de secado de 60 L incluido, así como una cinta transportadora, una cama precalentada hasta 115ºC y un software con slicer. Sin embargo, Colossus señala que la impresora FGF también puede personalizarse para satisfacer las necesidades de cada usuario.

Créditos: Colossus

Arburg y su impresora 3D Freeformer 200-3X

Con el proceso AKF (Plastic Freeforming), patentado por ARBURG, se ha desarrollado un sistema abierto que permite programar libremente los parámetros de corte y proceso, para adaptarlos a necesidades específicas. Los modelos de Freeformer funden los pellets, como también se hace en el moldeo por inyección, y permiten crear el componente capa a capa gracias a la generación de pequeñas gotas de plástico. El modelo de Freeformer 200-3X tiene tres ejes y un volumen de construcción de 200 cm². Además, la máquina funciona con cualquier pellet estándar que esté calificado. Por ejemplo, un PC aprobado para la aviación o un TPE médico con aprobación de la FDA son compatibles con esta solución de fabricación aditiva. Para aplicaciones industriales, la empresa ofrece la Freeformer 300-3X con un mayor volumen de impresión.

impresoras 3D pellets

Créditos: Arburg

Pollen AM y su serie P

Pollen AM es uno de los principales fabricantes en utilizar la tecnología de impresión granular. La empresa francesa ha desarrollado la serie P, una máquina con 4 extrusores que ofrece un volumen de impresión de Ø 300 x H 300 mm. Es capaz de diseñar piezas con diferentes materiales, ya sean termoplásticos estándar o elastómeros. Su resolución es de 40 micras en el eje Z y de 5 micras en los ejes X e Y. Con esta impresora 3D, el fabricante ofrece soluciones para una amplia gama de aplicaciones en sectores como la automoción, la industria aeroespacial o los bienes de consumo.

Créditos: Pollen

Epeire 3D y su máquina de pellets T-600

Otra empresa francesa que aparece en nuestra lista es Epeire 3D, que ha diseñado una de las impresoras 3D pellets que merece estar en la recopilación. La llamada Epeire 3D T-600 es compatible con los plásticos más utilizados en la industria manufacturera, como ABS, PS, TPE, PC, PA, PPS, etc. También puede desarrollar piezas con termoplásticos regenerados, reciclados y de base biológica. La Epeire 3D T-600 tiene un volumen de impresión de 500 x 450 x 500 mm y ofrece una resolución de 0,01 mm en X e Y, y de 0,002 mm en Z.

Créditos: Epeire 3D

Cosine AM1, del fabricante Cosine Additive

El fabricante español Cosine Additive ha desarrollado la impresora 3D de pellets Cosine AM1, una máquina de gran formato con un recinto de impresión cerrado y calentado. Con su doble extrusor, ofrece dos opciones de fabricación. La primera es la creación de piezas con filamentos (ABS, PLA, PETG, TPU, etc.) gracias al sistema de alimentación de filamentos. La segunda hace referencia a la producción de componentes con pellets plásticos gracias al sistema de alimentación de pellets, que es 10 veces más rápido y 10 veces más barato que la primera opción. Si se opta por la impresión 3D con pellets, el volumen de impresión puede alcanzar los 1100 x 850 x 620 mm.

Créditos: Cosine Additive

Gigabot X, del fabricante re3D

La gama de impresoras 3D de pellets Gigabot X ha sido desarrollada por el fabricante puertorriqueño y estadounidense re3D. Compuesta por la Gigabot X y la Gigabot X XLT, la empresa optó por recurrir a los pellets como una forma de fomentar una economía circular, ya que son capaces de utilizar pellets reciclados, en escamas o rectificados. Es capaz de imprimir con gránulos de plástico de 3 a 5 mm, incluyendo PC, PET, PLA y pellets especiales, que se funden por debajo de los 270 ºC con una opción de boquilla de 0,8, 1,75 o 2,85 mm. La empresa señala que la impresión de pellets permite ahorrar costes, además de ser más rápida y más versátil que la impresión con filamentos.

Créditos: re3D

Atlas, de Titan Robotics

Una de las máquinas híbridas que podemos encontrar es la Atlas, de Titan Robotics, la impresora 3D industrial estrella de la empresa. Está disponible con extrusión de pellets, extrusión de filamento o extrusión híbrida de pellets/filamento. Permite una impresión más rápida, una disminución de los costes de material y que las piezas estén listas para la fabricación final. En cuanto a la extrusión de pellets, la empresa señala que los usuarios pueden imprimir con materiales de alta temperatura, como CF-PEI, GF-PEKK y GFPC, gracias al sistema de extrusión de pellets y a recinto cerrado y calentado. Según Titan Robotics, la impresión 3D de pellets permite un uso más amplio de los materiales, al tiempo que reduce el coste del material en 10 veces y con tasas de deposición 10 veces más altas en comparación con la impresión 3D de filamentos.

Créditos: Titan Robotics

ExAM 510 di AIM3D

Aunque esta máquina todavía no está disponible, debería salir antes de finales de 2022. Aún así, hemos querido incluirla porque, según AIM3D, será la primera impresora 3D industrial capaz de procesar los pellets que se utilizan convencionalmente para el moldeo por inyección. Esto podría permitir una gama aún más amplia de materiales en comparación con las soluciones actuales. Utiliza el proceso de modelado por extrusión de compuestos (CEM), que combina el moldeo por inyección de metales con las tecnologías de fabricación aditiva, lo que permite imprimir con metal además de con polímeros. La empresa señala que la máquina también tendrá todas las ventajas de una impresora FDM común, incluido un sistema de recogida de material automático capaz de absorber hasta un litro de material por extrusor y puede rellenarse durante el proceso de impresión. La máquina cuenta con un volumen de fabricación de 255 x 255 x 255 mm. Puedes obtener más información en el siguiente vídeo.

EM3-1504-D di Everplast

Everplast Machiner es una empresa de Taiwán que se especializa en la extrusión de plástico, y también tiene una serie de impresoras 3D de pellets disponibles. La máquina EM3-1504-D es capaz de ahorrar entre un 30% y un 70% del tiempo de impresión en comparación con una impresora 3D de filamento tradicional, gracias a la velocidad de fabricación acelerada. Es compatible con plásticos rígidos, como PVC, ABS, PC, PA y HDPE, así como con plásticos blandos, como TPU y EVA, aunque también con plásticos de aleación como PA+fibra e incluso cemento.

Las impresoras 3D de pellets de la empresa Millebot

La empresa estadounidense Millebot es conocida por sus grandes impresoras industriales de contenedores transportables. Entre sus máquinas encontramos la MILLE-300 y la MILLE-500XL, ambas capaces de trabajar con pellets. Los materiales que se pueden utilizar van desde polímeros industriales, termoplásticos, pellets compuestos híbridos, filamentos y plásticos reciclados, entre otros. Aún así, los principales materiales de impresión son ABS, PLA, HIPS, TPU, TPE, ULTEM y PEEK. Existen opciones de multiextrusoras, una bandeja calentada opcional, aislamiento térmico y un sistema automático de alimentación/secado de pellets. Según el fabricante, el uso de pellets de plástico aumenta la producción y reduce los costes de impresión en 3D.

Créditos: Millebot

El cabezal de impresión CEAD E25 y E50

Tanto el E25 como el E50 son cabezales de impresión para pellets desarrollados por el fabricante CEAD. El E50 es el último modelo y una versión mejorada del E25. Inicialmente sólo era posible extruir 12 kg/h de granulado plástico en el proceso de fabricación, ahora es posible extruir 84 kg/h. Con la nueva E50, el proceso de impresión se acelera significativamente, pudiendo imprimir a temperaturas de hasta 400°C. La E50 viene con un tamaño de matriz variable de 8 a 20 milímetros de diámetro. Está equipada con un alimentador de pellets termoplásticos y un sistema de control basado en PLC de Siemens. El cabezal de impresión está accionado por un motor de 15 kW.

Créditos: CEAD

¿Qué piensas de las impresoras 3D de pellets que hay actualmente en el mercado? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

de_DEen_USes_ESfr_FRit_IT
Newsletter
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thanks