menu

Los métodos de posprocesamiento siguen siendo largos y complejos en la impresión 3D

Publicado el septiembre 1, 2020 por Alicia M.

PostProcess Technologies acaba de presentar su informe anual sobre las tendencias en el posprocesamiento de fabricación aditiva. Esta segunda edición destaca los principales métodos utilizados y los retos a los que se enfrentan los usuarios de la impresión 3D en el posprocesamiento, independientemente de la tecnología de fabricación aditiva utilizada. Este año, la mayoría de los encuestados están de acuerdo en que los métodos de posprocesamiento son más complejos y que encontrar una fuerza laboral calificada sigue siendo uno de los mayores desafíos del mercado actual. Sin embargo, cabe destacar que las soluciones de automatización están más presentes y son más eficientes, lo que podría tranquilizar a algunos fabricantes que están más orientados a la producción en masa.

Si el posprocesamiento es ahora objeto de un informe anual, es porque forma parte integral del proceso de fabricación aditiva. Comienza con el modelado y finaliza con estas etapas de retoque de las piezas de trabajo, remoción de material, cocción, etc. Este es un eslabón importante de la cadena que debe tenerse en cuenta. Y, sin embargo, el 20% de los participantes dice que no cuantifica sus gastos de posprocesamiento. Esta sigue siendo una estadística alta al conocer cuánto espacio puede ocupar, independientemente de la tecnología preferida. No olvidemos que el 70% utiliza al menos dos tecnologías diferentes: la extrusión permanece a la cabeza seguida de los procesos de fotopolimerización y lecho de polvo. Cuantos más procesos de fabricación se utilizan, más métodos de posprocesamiento se necesitan.

Los métodos de posprocesamiento utilizados

Métodos utilizados y desafíos encontrados

Al igual que el año pasado, la eliminación de soportes en la impresión es el método más utilizado (87%), seguido del tratamiento superficial (70%) y finalmente la eliminación de materiales – primero la resina. (45%) luego polvo (41%). El estudio destaca que el aumento en el número de métodos hace más complejo el proceso de fabricación, ya que hay más equipos y softwares, mientras que el nivel de calidad permanece constante. Los usuarios también se enfrentan a problemas de plazos, pero especialmente de habilidades. Saber cómo manejar una pieza después de que sale de la máquina requiere cierto conocimiento, y esta cualificación es un desafío importante para muchos participantes del estudio, especialmente aquellos que utilizan lecho de polvo y procesos de fotopolimerización.

El mayor inconveniente del posprocesamiento el año pasado fue el tiempo que los usuarios le dedicaron. Este año, sigue siendo así incluso si la tecnología introdujo matices. Para la extrusión, por ejemplo, el estudio muestra que es el tiempo de ciclo el que es demasiado largo, seguido del problema de las piezas dañadas, un punto que se repitió con menos frecuencia el año pasado. En términos de procesos de lecho de polvo, el rendimiento sigue siendo el principal desafío, seguido de la necesidad de mano de obra cualificada. En general, el 46% de los encuestados dice que el posprocesamiento les toma entre el 11% y el 25% del tiempo total de producción. El informe también muestra que cuanto más se utiliza la fabricación aditiva como método de producción a gran escala, mayores son los desafíos asociados con el posprocesamiento, con mayores gastos que asumir. Aquí es donde las soluciones automatizadas tienen una gran demanda.

Los principales retos a los que se enfrenta la tecnología de impresión 3D

¿Qué podemos esperar en el futuro?

Para el 79% de los participantes, mejorar la calidad de las piezas acabadas es una prioridad, especialmente en el sector médico, donde el porcentaje se eleva al 93%. La reducción de los tiempos de ciclo también es un gran desafío para el futuro: el 43% considera esencial reducir el tiempo dedicado al posprocesamiento. Finalmente, el mercado necesita soluciones automatizadas y de confianza que puedan entregar piezas de calidad industrial. Esta es una buena noticia para muchas empresas que ya han capitalizado esta necesidad durante varios años desarrollando máquinas completas, orientadas a reducir la intervención humana. Obviamente, la máquina no podrá hacer todo por sí sola, pero podemos esperar que alivie al máximo a los fabricantes para avanzar hacia la producción en masa.

La calidad de las piezas acabadas es fundamental para la mayoría de los participantes del estudio.

¡Ya estamos esperando con impaciencia la tercera edición para seguir la evolución de los métodos de posprocesamiento! Puedes encontrar el informe completo AQUÍ.

¿Qué piensas del informe sobre los métodos de posprocesamiento para fabricación aditiva? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FR
Manténte actualizado
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D
Nuestro sitio web utiliza cookies. Al navegar en nuestra web, aceptas el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.Saber más sobre las cookies Ok

3Dnatives is also available in english

switch to

No thank you