menu

Las impresoras 3D FDM industriales y compactas del mercado

Publicado el abril 25, 2024 por Carol S.

A pesar del crecimiento de otras tecnologías de fabricación aditiva a través de los años, el modelado por deposición fundida sigue dominando una gran parte del mercado. Esto se puede observar no solo en el aumento de las soluciones comerciales de menor coste en los últimos años, sino también en la presencia de más impresoras industriales de gran formato para aplicaciones de alto rendimiento. Pero, ¿qué ocurre si lo que se busca es un rendimiento de nivel industrial en un tamaño más manejable? Para responder a esta necesidad, cada vez más fabricantes crean impresoras 3D FDM industriales compactas, es decir, sistemas compatibles con materiales de alto rendimiento, como polímeros resistentes a altas temperatura o incluso metales, pero lo suficientemente pequeños como para caber en un entorno de oficina. Hemos analizado algunas de las soluciones más interesantes disponibles en la actualidad, sin ningún orden en particular. 

La impresora 3D industrial compacta de INTAMSYS, la FUNMAT PRO 310

Uno de los líderes en soluciones de impresión 3D FDM de alta temperatura y alto rendimiento, incluidas las soluciones de escritorio, es INTAMSYS. Tomemos como ejemplo la FUNMAT PRO 310. Con un volumen de construcción de 305 x 260 x 260 mm, se concibió como una forma de «llevar el rendimiento industrial a la impresión 3D de escritorio para responder a las crecientes demandas de los ingenieros profesionales». Como tal, la impresora 3D FUNMAT PRO 310 tiene una serie de características interesantes para la impresión 3D FDM industrial. Por ejemplo, es compatible con materiales de ingeniería, incluidos PC y ABS, gracias a la cámara termostática de calentamiento activo con distribución uniforme de la temperatura hasta 100℃. Además, para facilitar la impresión, características como la nivelación automática inteligente de malla multipunto y la compensación en tiempo real para la precisión del movimiento son también características clave. La impresora 3D FUNMAT PRO 310 está disponible desde $8,495/€7,999, descubre más AQUÍ.

La impresora E2CF de Raise3D 

La E2CF es una impresora versátil diseñada para la fabricación y la creación de prototipos. Con el sistema IDEX (Independent Dual Extrusion), permite que los extrusores trabajen de forma independiente en el mismo eje, ofreciendo una funcionalidad avanzada. Utiliza la tecnología FDM/FFF y está especialmente optimizada para la impresión 3D de filamentos reforzados con fibra de carbono, por lo que tiene aplicaciones en una amplia gama de campos, como el aeroespacial, la automoción, el médico, el equipamiento deportivo y muchos más. La impresora es compatible con una amplia gama de materiales, como PLA, ABS, nylon, PET, PPS, PETG reforzado con fibra y otros filamentos termoplásticos técnicos. Con unas dimensiones de 607 x 596 x 495 mm, ofrece toda una serie de características, como un sensor de fin de filamento, cabezales de impresión fáciles de extraer para su sustitución y una cámara para supervisar todo el proceso de impresión en 3D.  

La Markforged Onyx Pro

La Onyx Pro de Markforged sobresale entre la variedad de soluciones para la impresión 3D, ya que ofrece durabilidad, versatilidad y facilidad de uso en una amplia gama de aplicaciones a un precio competitivo. Diseñada con una estructura robusta y componentes de precisión, esta impresora utiliza la tecnología de refuerzo de fibra continua para producir piezas termoplásticas reforzadas con fibra de vidrio, resultando en piezas con una resistencia excepcional, supuestamente diez veces mayor que los plásticos de impresión tradicionales. Con un volumen de 320 x 132 x 154 mm, la Onyx Pro se adapta a diversos proyectos de impresión, desde pequeños prototipos hasta componentes de mayor tamaño. Su extrusor de segunda generación y su bancada de impresión de acoplamiento cinemático ayudan a garantizar unos resultados de impresión uniformes y precisos, lo que corrobora su reputación de fiabilidad. Además, la Onyx Pro satisface una amplia gama de necesidades de impresión, ya que es compatible con múltiples materiales como Onyx, Precise PLA, Smooth TPU 95A y fibra de vidrio. 

Créditos de la foto: Markforged

UltiMaker Method XL 

La UltiMaker Method XL es una impresora ideal para la producción de prototipos industriales fabricados en ABS. Incluso a gran escala, puede utilizarse para producir piezas detalladas y precisas con tolerancias ajustadas. Su volumen de construcción de 305 x 305 x 320 mm permite la impresión de prototipos de gran tamaño, que luego pueden someterse a diversas pruebas. La placa de fabricación caliente (hasta 105°) y la cámara (hasta 100°) también contribuyen al resultado de la impresión, ya que mejoran la adhesión de las capas de impresión. Su doble extrusión permite imprimir piezas geométricamente complejas en la UltiMaker Method XL extruyendo filamento ABS y un material de soporte soluble en agua. Además, integra un filtro, llamado HEBA, que mejora la calidad del aire garantizando una mayor facilidad de uso.

La Epsilon W50SC de BCN3D

La Epsilon W50SC de BCN3D es una solución de impresión 3D profesional y versátil diseñada para producir piezas grandes con materiales de calidad industrial. Integrada con funciones como una cámara con calefacción pasiva y capacidad Smart Cabinet para un entorno con humedad controlada, garantiza unas condiciones óptimas para impresiones uniformes y fiables. Además, se pueden producir piezas funcionales de alta resistencia con precisión y calidad gracias a su sistema de extrusión doble independiente. La Epsilon W50SC cuenta con un volumen de construcción de 50 litros (420 x 300 x 400 mm), un amplio espacio para adaptarse a los requisitos de varios proyectos, por lo que es adecuada para diversas industrias y aplicaciones. Con una selección de materiales desarrollados por empresas líderes del sector, como BASF y Mitsubishi Chemical, una compatibilidad con materiales y paquetes de filamentos de terceros, los usuarios tienen libertad para explorar una distintas aplicaciones técnicas y de impresión. 

Créditos de la foto: BCN3D

Anisoprint A4

La impresora 3D Anisoprint A4 es una impresora 3D de fabricación por filamento fundido (FFF) de escritorio para la producción de materiales compuestos. La tecnología utilizada es la coextrusión, que permite depositar una matriz polimérica y una fibra con dos boquillas separadas. La versión A4 tiene un tamaño de 297х210х140mm, pero también hay una versión ligeramente más grande, la impresora A3. Además, la Anisoprint A4 cuenta con un sistema abierto que garantiza una elección flexible de materiales. El software de corte integrado, AURA, cuenta con una serie de perfiles de impresión integrados para determinados filamentos entre los que elegir para empezar a imprimir inmediatamente.

La máquina Anisoprint A4 (izquierda) y A3 (derecha). Créditos: Anisoprint

Zortrax M200 Plus

La impresora 3D Zortrax M200 Plus ha sido desarrollada por el fabricante polaco del mismo nombre. Se trata de una máquina Plug & Play con un volumen de impresión de 200 x 200 x 180 mm y una resolución de entre 90 y 390 micras. Equipada con una placa calefactora que puede alcanzar los 105°C, esta impresora 3D FDM es compatible con una amplia variedad de termoplásticos, aunque cabe señalar que solo funcionarán los filamentos ofrecidos por Zortrax, así como ABS Ultrafuse de BASF y PC-ABS de Nanovia. En cuanto a las aplicaciones, la Zortrax M200 Plus es ideal para el diseño de prototipos funcionales, piezas médicas y componentes para las industrias automovilística y aeroespacial. Por último, pero no por ello menos importante, la impresora 3D está equipada con una función Speed Mode que acelera la velocidad de la máquina: ¡se dice que es capaz de ir hasta 3 veces más rápido!

Omni200 CF

OMNI3D, otro fabricante polaco de la lista, es conocido por sus impresoras 3D de gran formato y alto rendimiento. Pero ¿sabías que la empresa también tiene soluciones más compactas? Por ejemplo, la impresora 3D Omni200 CF. Diseñada como «impresora de escritorio para clientes que requieren […] estándares industriales de impresión», la Omni200 CF tiene un volumen de construcción más compacto de 200 x 200 x 200 mm, pero cuenta con otras características que permiten la impresión 3D FFF industrial. Por ejemplo, una boquilla con una temperatura máxima de funcionamiento de 400°C y una placa de construcción de hasta 120°C, lo que permite imprimir con la mayoría de los filamentos de ingeniería, así como con materiales compuestos. La impresora también dispone de gestión remota, es compatible con archivos 3MF, OBJ y STL y cuenta con una almohadilla magnética extraíble de gran flexibilidad para facilitar la repliegue de las impresiones.

impresora OMNI3D

Créditos de la foto: OMNI3D

Desktop Metal Studio System 2

La impresora 3D Studio System 2 de Desktop Metal presenta un enfoque novedoso tanto para la impresión FDM como para la impresión 3D de metal, trascendiendo los sistemas tradicionales basados en láser con su tecnología de deposición de metal ligado. Este enfoque da prioridad a la seguridad mediante la extrusión de varillas metálicas unidas, al tiempo que permite funciones como el relleno totalmente cerrado, lo que da lugar a piezas finales ligeras pero duraderas. Su diseño centrado en el usuario incluye funciones como una cámara de fabricación calefactada y dos cabezales de impresión de liberación rápida, que mejoran la eficiencia y promueven la calidad uniforme de las piezas en geometrías diversas y complejas. Además, la impresión es segura y sencilla gracias a su software Live Studio autointegrado, que automatiza todos los pasos del proceso de producción, tanto para la impresión como para la sinterización. Con un amplio volumen de 300 x 200 x 200 mm y compatibilidad con la mayoría de formatos de archivo, la Studio System 2 es una opción versátil para una gran variedad de aplicaciones de impresión 3D de metal.

Créditos de la foto: Desktop Metal

La impresora CreatBot F430

La CreatBot F430 es una versátil impresora 3D FDM diseñada para multitud de aplicaciones, desde el diseño hasta la creación de prototipos y la producción de materiales de alto rendimiento. Con un generoso volumen de construcción de 400 x 300 x 300 mm, es compatible con una amplia gama de filamentos, desde materiales de consumo (PLA, ABS, PETG, PVA…) hasta materiales industriales (UltraPA, PA-CF, PA-CF…) y termoplásticos de alto rendimiento (PEEK, PPS…). Su impresión precisa, hasta 0,04 mm, garantiza una extrusión estable del filamento sin obstrucciones. Además, su platina calentada (hasta 140°C) y su cámara (hasta 70°C) contribuyen a obtener resultados de impresión de alta calidad.

Créditos de la foto: CreatBot

Roboze Plus PRO

La impresora 3D Roboze Plus PRO es una máquina FDM industrial que procesa una amplia variedad de polímeros de alto rendimiento. Entre ellos se incluyen materiales estéticos como ULTRA-PLA y ABS, materiales flexibles como FLEX-TPU, hasta superpolímeros como PEEK, PEKK, ToolingX CF y Carbon PEEK. El diseño de la máquina es bastante compacto, con unas dimensiones de 790 x (Y) 690 x (Z) 1910 mm. La mesa de impresión tiene un volumen de 300 x 250 x 220 mm (xyz) y alcanza temperaturas de hasta 150 °C, lo que, junto con la tecnología de vacío, garantiza la estabilidad y la adherencia de los componentes impresos durante todo el proceso. En términos de precisión, la Roboze Plus PRO garantiza una precisión de impresión 3D de 15 micras. Por último, la máquina está equipada con el dispositivo HT Dryer, cuya función es preparar el material antes de la impresión 3D secándolo y calentándolo, lo que garantiza la calidad de la superficie y el rendimiento mecánico de las piezas producidas.

Créditos de la foto: Roboze

La ELEMENT MP260 de 3DGence, una impresora FFF de metal

La empresa polaca 3DGence es más conocida por sus impresoras 3D de gran formato adaptadas a polímeros de alta temperatura. Pero ¿sabía que la empresa también tiene una solución compacta de metal? La serie de impresoras 3D industriales FFF de metal de 3DGence, denominada ELEMENT, se presentó en Formnext 2021 y, aunque no ha trascendido mucha información desde entonces, la MP260 se lanzó en diciembre de ese mismo año. Esta solución más pequeña (con un volumen de construcción de 260 × 260 × 200 mm) se ha diseñado como una impresora de prototipado rentable para la producción MIM y utiliza la tecnología de modelado por deposición de metal (MDM) de 3DGence. La impresora es compatible con dos materiales, incluido el acero inoxidable 316L.

impresora mp260

MP260 y MP350 de 3DGence en Formnext 2021. (Créditos de la foto: 3Dnatives)

¿Qué opinas de estas impresoras FFF de uso industrial? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, TwitterYoutube. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FRit_IT
Newsletter
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thanks