menu

Utilizan la impresión 3D de forma sostenible para iluminar las calles de Belfast

Publicado el febrero 2, 2022 por Alicia M.
impresión 3D Belfast

Ubicado en Belfast, en Irlanda del Norte, el llamado Wine Cellar Entry es uno de los espacios que han sido transformados con ayuda de la impresión 3D. Todo ello fue posible gracias a la empresa Urban Scale Interventions (USI), quienes comenzaron un proyecto de iluminación urbana basado en las necesidades y gustos de los ciudadanos. Tras hacer varias preguntas a la comunidad, llegaron a la conclusión de que había cuatro principios claros de codiseño: necesitaban crear experiencias sostenibles, lúdicas, interactivas y seguras. Con esta idea en mente, pensaron que la tecnología 3D podría ofrecer una nueva forma de devolver la fabricación al corazón de los ciudadanos de la región.

Fueron esos mismos principios de diseño los llevaron a Ralf Alwani, cofundador de USI, a explorar el uso de la impresión 3D FDM como el método de fabricación más seguro y accesible. Alwani comenta: “queríamos dar a personas como nosotros, que no son expertos en fabricación avanzada, la oportunidad de adentrarse en el proceso de diseño hasta la creación”. Y es que la idea detrás del proyecto era crear un océano flotante de “orbes” impresas en 3D que iluminaran las calles del lugar. Se llaman orbes a las anomalías visuales que aparecen en fotografías y vídeos de forma involuntaria e inesperada. Estas especies de luces que serían impresas en 3D de forma sostenible, crearían un punto focal que iluminará una de las joyas ocultas de la rica historia mercantil de Belfast.

El proceso de impresión 3D de orbes

A nivel de diseño, el equipo no tardó en darse cuenta del gran beneficio de poder visualizar toda la instalación en 3D mediante una solución CAD. Así obtuvieron la flexibilidad necesaria para probar diferentes opciones y luego trasladar esos diseños a la impresora 3D. Este proceso de producción eliminó los posibles errores humanos en comparación con otros métodos más tradicionales. Greg Edwards, director artístico del proyecto, explicó: “Para nosotros fue un proceso de diseño orgánico totalmente nuevo. Pudimos llevar estos objetos literalmente de la mesa de diseño a la calle”. La idea final escogida fue la de crear un océano de orbes suspendidas, que recuerda al patrimonio marítimo típico de la región. La impresión 3D permitió al USI adaptar, cambiar y utilizar las distintas opciones de diseño de las piezas.

En total se desarrollaron 43 orbes con 3 tamaños diferentes gracias a las impresoras 3D Ultimaker S5 que adquirió el equipo a través del distribuidor 3DGBIRE. Incluso las orbes más pequeñas eran demasiado grandes para el volumen de 330 x 240 x 300 mm que ofrece la impresora 3D, por lo que todas ellas se tuvieron que fabricar por secciones que luego se ensamblarían. Finalmente se fabricó un conjunto de 450 secciones con gran precisión y en un plazo de tiempo bastante ajustado a pesar de la crisis sanitaria del Covid-19. En este aspecto, la fabricación aditiva dió solución al problema de suministro de piezas. Lorna McCarten, arquitecta del proyecto, comentó: “Con las Ultimakers trabajando en segundo plano, era casi como tener un par de manos extra. Esto nos permitió avanzar en otros aspectos del proyecto”. Esta flexibilidad de fabricación fue crucial cuando una nueva oleada de restricciones de Covid-19 amenazó con retrasar los procesos de fabricación.

En términos de materiales utilizados para la creación de las orbes, el equipo de USI tuvo claro su compromiso de reducir el impacto medioambiental con la fabricación local, persiguiendo a la vez su principio de sostenibilidad. Para ello usaron PETG translúcido de Filamentive, un filamento hecho al 89% de materiales reciclados y que viene enrollado en una bobina de cartón. Además, por cada 1 kg de material vendido, Filamentive se ha comprometido a plantar árboles para compensar al menos 1 kg de CO2. Al utilizar este material translúcido, las bombillas del interior de cada esfera cambiaran de color en consonancia con el paisaje. La instalación no sólo ha transformado el lugar en un destino que la gente puede explorar y disfrutar. También ha dado vida a la industria de la hostelería, uno de los sectores más afectados por la pandemia. Puedes encontrar más información en el sitio web de Ultimaker, aquí.

¿Qué piensas sobre la utilización de la impresión 3D para iluminar las calles de Belfast? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

de_DEen_USes_ESfr_FRit_IT
Newsletter
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thanks