menu

Fast Complexity, la impresión 3D de hormigón eficiente y personalizable

Publicado el julio 14, 2020 por Alicia M.

La fabricación aditiva está comenzando a jugar un papel muy importante en la industria de la construcción. La impresión 3D de hormigón sigue ganando cada vez más popularidad entre arquitectos y empresas de construcción por dos razones principales: es más barata y más rápida que los procesos convencionales. Además, como el hormigón contribuye con un 8% a la huella de carbono global, es vital usarlo de la manera más eficiente posible, ¡y los algoritmos de optimización existentes permiten reducir la cantidad de material necesario a la mitad! Pero los arquitectos se han enfrentado a un problema: los métodos de fabricación comunes son bastante limitadas cuando se trata de construir rápidamente y a bajo costo. Los procesos convencionales (un molde en el que se vierte el hormigón) permiten construir solo geometrías predefinidas con personalización limitada. Ahí es donde entra en juego el proyecto Fast Complexity. ETH Zurich introdujo una solución automatizada que combina la velocidad de la impresión 3D de hormigón con la precisión geométrica del encofrado reutilizable.

Impresión 3D de hormigón

Técnicamente, la impresión 3D de hormigón no es drásticamente diferente de la tecnología FDM, simplemente el tamaño de la impresora es mucho más grande y en lugar de un filamento, se utiliza hormigón. Tanto las impresoras 3D de hormigón como las FDM se controlan a través del código g, un lenguaje de máquina que dirige el cabezal de la impresora 3D hasta que se produce el modelo deseado. La similitud entre las impresoras de plástico FDM y las impresoras de hormigón se puede resumir en dos palabras: extrusión de material.

Créditos: Digital Building Technologies

Desarrollo del proyecto Fast Complexity

Para demostrar su nuevo método, ETH Zurich, en colaboración con Digital Building Technologies, utilizó un prototipo de losa estructural altamente optimizado. Una losa es un elemento estructural hecho de hormigón, se usa para crear superficies horizontales como pisos, techos, etc. El proceso único de ETH Zurich permite controlar dinámicamente la velocidad de fraguado del concreto impreso en 3D. En otras palabras, los constructores pueden “extruir un hormigón fluido que emule perfectamente la superficie compleja del modelo, sin necesidad de encofrado adicional para la estructura superior”.

Sicnova 3D

El proyecto Fast Complexity muestra que es posible hacer que la impresión 3D de hormigón sea más personalizable. Esto brindaría a los diseñadores más libertad de expresión, al mismo tiempo que es respetuoso con el medio ambiente y más barato. El método propuesto permite la implementación de una estética completamente nueva en losas, con características funcionales en ambos lados. ¡Una ventaja adicional es que el método implica menos procesos de fabricación digital, requiere menos mano de obra y es más eficiente en cuanto a recursos! Dados todos estos beneficios notables, la nueva técnica de impresión 3D concreta permitirá un “repertorio diverso de soluciones de diseño contextualizadas en edificios reales”.

Puedes encontrar más información sobre el proyecto, AQUÍ. ¿Qué piensas de la idea en la que se basa el proyecto Fast Complexity? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: FacebookTwitterYoutube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FR
Manténte actualizado
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D
Nuestro sitio web utiliza cookies. Al navegar en nuestra web, aceptas el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.Saber más sobre las cookies Ok

3Dnatives is also available in english

switch to

No thank you