menu

La impresión 3D ayuda a mejorar el control del cloro en dispositivos de agua potable

Publicado el mayo 18, 2022 por Alicia M.
FADICLUR

Aigües Manresa es un servicio de abastecimiento de agua y de control de los sistemas de alcantarillado urbano ubicado en Cataluña. Recientemente anunciaron la puesta en marcha del llamado proyecto FADICLUR, con el objetivo de mejorar el control y el rendimiento de la cloración en las redes de distribución de agua. Para ello, han recurrido a la fabricación aditiva, la tecnología clave que les permitirá desarrollar dispositivos para alcanzar dicha meta. El proyecto fue presentado por Sergi Grau durante el Water Innovation Day, de Catalan Water Partnership (CWP), y en él han colaborado diferentes instituciones catalanas.

No es la primera vez que vemos cómo la impresión 3D se utiliza en iniciativas para mejorar la calidad del agua. Ya vimos hace algunos meses cómo un equipo de investigación de las universidades de Tasmania e Islas Baleares recurrían a esta tecnología para depurar las aguas contaminadas. En este aspectos, ambas ideas tienen algo en común, y es que el proyecto FADICLUR también pretende desarrollar un dispositivo impreso en 3D que fomente ayude en el control del cloro en las aguas urbanas. Todos estos planes demuestran cada vez más cómo la fabricación aditiva puede aportar su pequeño granito de arena en proyectos que podrían cambiar por completo nuestras vidas.

La cámara de mezcla presurizada que ha sido impresa en 3D.

¿En qué consiste la iniciativa?

Concretamente, FADICLUR es un proyecto I+D+I que está subvencionado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, con un presupuesto de más de 130.000€. La iniciativa ha sido posible también gracias a la colaboración de CWP, Aigües de Manresa, LEITAT y Catalana de Perforaciones. El papel de la impresión 3D en todo esto es muy simple. Los responsables quieren implementar esta tecnología en el desarrollo e instalación de un cámara de mezcla presurizada. En ella entraría el agua de recirculación y el hipoclorito sódico (desinfectante), donde a través de varios conductos controlados por un autómata, se dosifique el hipoclorito. Así, el desinfectante llegaría a distintos puntos función del estado de funcionamiento del depósito para el agua.

En otras palabras, se busca introducir la regulación espacial en la dosificación del desinfectante, además de en la temporal, como ya se hace. Además, el proyecto incluye la modelización en CFD (Computational Fluid Dynamics) para comprender mejor el comportamiento de los fluidos en las instalaciones de agua potable. Así, el proyecto FADICLUR espera poder mejorar el rendimiento de la cloración en las redes de distribución urbana de la región. Ahora queda por ver los resultados de esta prometedora iniciativa. Puedes encontrar más información en el sitio web de Aigües de Manresa, aquí.

La idea se presentó durante el Water Innovation Day. | Créditos: CWP

¿Qué piensas del proyecto FADICLUR y su utilización de la impresión 3D? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

de_DEen_USes_ESfr_FRit_IT
Newsletter
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thanks