menu

Investigadores españoles desarrollan bioimpresora de piel humana

Publicado el enero 25, 2017 por Lucía C.
bioimpresora de piel

La bioimpresión es uno de los campos que más evoluciones ha tenido dentro de la industria 3D, espera poder llegar más lejos al desarrollar órganos funcionales en los próximos años. En esta ocasión científicos de la Universidad Carlos III de Madrid, CIEMAT (Centro de Investigación Energética, Ambiental y Tecnológica), Hospital General Universitario Gregorio Marañón y BioDan, han creado una bioimpresora de piel humana que mencionan será apta para el trasplante en pacientes o utilizada para probar productos químicos o farmacéuticos.

Lo científicos han comentado que la calidad de su primer prototipo permitirá comercializar la piel impresa, debido a que su bioimpresora de piel reproduce completamente la estructura natural de la piel. Esta máquina puede ser competencia de gigantes de la bioimpresión como Biobots que se ha hecho con el mercado norteamericano.

El proceso de impresión se consigue a través de la creación de capas naturales de piel, comenzando por la epidermis que actúa como protección contra el exterior, a continuación se crea la dermis que es la capa más gruesa y profunda en donde se encuentran los fibroblastos, encargados de la creación de colágeno, la proteína que le da elasticidad a la piel.

Sicnova 3D

Piel impresa en 3D

Para el desarrollo de los tejidos los investigadores desarrollaron su propia biotinta, ya patentada, que contiene plasma humano, fibroblastos primarios y queratinocitos obtenidos a través de biopsias cutáneas. Esta bioitinta es depositada en formaciones precisas por la bioimpresora de piel controlada a través del ordenador. «Saber cómo mezclar los componentes biológicos, en qué condiciones trabajar con ellos para que las células no se deterioren, y cómo depositar correctamente el producto es fundamental para el sistema», dijo Juan Francisco del Cañizo, investigador de la Universidad Complutense de Madrid.

Una de las ventajas de esta bioimpresora es su capacidad de imprimir piel para diferentes propósitos, como uso terapéutico tras una quemadura del paciente o para procesos industriales como pruebas farmacéuticas. Para ello se deben variar la cantidad de fibroblastos humanos y queratinocitos de cada una de las bioimpresiones.

De acuerdo a sus creadores la bioimpresora de piel humana tiene varias ventajas de costo y función si se compara con un proceso de desarrollo de piel a mano, «Este método de bioimpresión permite que la piel se genere de manera estandarizada y automatizada, y el proceso es menos costoso que la producción manual», dijo Alfredo Brisac, CEO de BioDan Group, la firma española de bioingeniería responsable de comercializar la tecnología.

No es la primera vez que se habla de piel impresa en España, hace unos meses Nieves Cubo nos contó sus estudios y desarrollos sobre la bioimpresión y la capacidad de los investigadores españoles de poder realizar piel funcional y con posibilidades de ser transplantada.

Antes de que se comience oficialmente la comercialización de la bioimpresora de piel o de los tejidos vivos, el proceso necesita ser aprobado por diferentes agencias reguladoras europeas para que se acepte su utilización en trasplantes o problemas cutáneos. Relacionado con esto los investigadores están completamente seguros del éxito de su desarrollo y de poderle cambiar la vida a millones de pacientes.

Vídeos con la presentación de la bioimpresora:

Encuentra más información en el sitio web oficial de la Universidad Carlos III.

¿Quieres saber más sobre la impresión 3D? Síguenos en  Facebook, Twitter y RSS.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FR
Manténte actualizado
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D
Nuestro sitio web utiliza cookies. Al navegar en nuestra web, aceptas el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.Saber más sobre las cookies Ok

3Dnatives is also available in english

switch to

No thank you