menu

¿Cómo la impresión 3D ha revolucionado la industria musical?

Publicado el julio 4, 2023 por Natalia G.

La fabricación aditiva ha llegado al mundo de la música para revolucionarlo por completo en todos los sentidos. Está claro que no es la primera vez que vemos una revolución gracias a la impresión 3D en un sector, sin embargo, en este en concreto, hemos podido ver cómo, no, solo ha transformado y optimizado los procesos de fabricación de instrumentos o piezas de arte, si no que ha conseguido agregar un valor añadido a los mismos consiguiendo mejorar en consecuencia la accesibilidad a la música. Ha facilitado el acceso a la música por y para todos, abriendo nuevas posibilidades creativas, volviendo a recuperar algunos instrumentos del pasado, ayudando a los que lo necesitan y mejorando la experiencia musical sin excepción. Además ha conseguido hacer de esta industria una sostenible y buena para el medio ambiente. A continuación, veremos cómo la impresión 3D ha influido en estos aspectos y entenderemos un poco mejor en qué consisten estos cambios en la industria. ¿Son más accesibles los instrumentos impresos en 3D? ¿Es cierto que hay una mejora en el diseño y la personalización de los productos musicales? ¿Tienen los músicos una herramienta nueva y valiosa para proyectar su futuro?

Un camino hacia la sostenibilidad en la industria musical

La impresión 3D tiene una gran capacidad para mejorar la eficiencia en los procesos de producción ya que permite diseñar digitalmente un producto y luego construirlo de manera precisa evitando y previniendo posibles errores en la fabricación. Gracias a esta tecnología es posible diseñar un prototipo y anticiparte a la producción final del mismo, haciendo pruebas sobre lo que quieres construir de manera mucho menos costosa y eficiente, eliminando también posibles residuos que podrían ocasionarse mediante los métodos tradicionales. En el ámbito musical, la impresión 3D tiene un potencial enorme para promover un mundo más sostenible. Este potencial lo podemos ver reflejado tanto en la fabricación en sí como en la resolución de algunos problemas en la industria.Tras la pandemia, hemos podido ver la falta de sostenibilidad en la industria musical. Si por ejemplo hablamos de productos como el vinilo, este no es precisamente sostenible, ya que está hecho de policloruro de vinilo (PVC), un material plástico no biodegradable que contribuye a la contaminación del aire cuando se quema. Además, gran parte de la producción de discos de vinilo se realiza en otros países, lo que debido a la pandemia ha causado problemas de suministro.

Créditos: Unsplash

Esto demuestra la falta de sostenibilidad de una industria musical que depende de materiales y procesos de fabricación anticuados y poco respetuosos con el medio ambiente. La impresión 3D permite la fabricación de instrumentos musicales, componentes de audio y discos de vinilo, entre otros utilizando materiales más ecológicos. Al utilizar la impresión 3D, es posible reducir la dependencia de materiales plásticos no biodegradables y explorar opciones más respetuosas con el medio ambiente. Un ejemplo de esto lo podemos ver en el trabajo de Green Vinyl Records, una empresa holandesa que busca producir discos de vinilo más sostenibles. En lugar de utilizar los plásticos tradicionales, Green Vinyl Records utiliza materiales ecológicos para crear discos que conservan la calidad y el sonido de siempre. Además, afirman que su proceso de fabricación ahorra un 60% de consumo energético y acelera el tiempo de producción.

En el mundo de la música, estamos viendo como artistas, músicos e ingenieros de fabricación aditiva están uniendo sus fuerzas para crear productos increíbles y sostenibles. La guitarra eléctrica «Greenaxe» fabricada por Olaf Diegel es un reflejo de este movimiento. Utilizando serrín reciclado, aglutinante de madera y una impresora 3D, Diegel consiguió reducir al mínimo los costes generales de fabricación. El resultado es una guitarra bonita y artesanal creada con materiales reciclados, lo que hace que la música sea más asequible y accesible sin depender de procesos insostenibles.

La guitarra eléctrica «Greenaxe» fabricada por Olaf Diegel. (Créditos: Olaf Diegel)

“El impacto principal es la simpleza y la reducción del coste de fabricación. Si comparamos la luthería tradicional con respecto a nuestra Luthería Digital, todas las modificaciones que realicemos a los instrumentos primero debemos diseñarlo por medio de un programa de modelado 3D. Aquí es posible indagar por opciones artísticas y/o funcionales, planificar el instrumento, combinar materiales, etc.” declara Martín Juárez Brizzi, CEO de la empresa de instrumentos impresos en 3D llamada Fona

En cuanto a la manera en la que los músicos pueden comercializar sus productos, la impresión 3D también juega un papel importante. Esta tecnología permite la fabricación de productos personalizados y exclusivos, lo que brinda a los artistas y músicos nuevas oportunidades para crear productos únicos y llamativos para sus seguidores. Ya sea la reproducción de instrumentos antiguos difíciles de encontrar para tocar en sus conciertos o la creación de nuevos diseños para su merchandising, la impresión 3D se ha convertido en una vía para la producción más accesible y rentable de productos musicales. 

Producción de instrumentos musicales

Cuando los mundos de la tecnología y el arte se unen, normalmente surge cierta discordia. Músicos y diseñadores de instrumentos más tradicionales opinan que los instrumentos impresos en 3D no producen un sonido tan bueno, mientras que otros defienden que esta tecnología permite diseños más precisos, menos pesados y, por tanto, instrumentos de mayor calidad. 

La impresión 3D ha revolucionado la manera en que se crean y se accede a los instrumentos musicales, convirtiéndose en una valiosa herramienta en este aspecto. Con el uso de materiales y tecnologías específicas se pueden fabricar instrumentos con características sonoras y físicas concretas que antes no eran posibles mediante técnicas de producción convencionales. La tecnología de impresión 3D ha liberado el acceso a los instrumentos musicales, permitiendo que sean más accesibles y asequibles para músicos de todo el mundo. Esto es especialmente bueno para comunidades donde el acceso a instrumentos es limitado. Ahora, los músicos pueden obtener instrumentos personalizados que se adaptan a sus necesidades y preferencias específicas, sin tener que depender de una oferta limitada en el mercado o incluso pudiendo ser fabricados por ellos mismos desde plataformas en línea como Thingiverse o MyMiniFactory.

El Grand Piano de Monad Studio. Créditos: Monad Studio

Sí, la impresión 3D también permite la creación de nuevos instrumentos musicales que combinan elementos de diferentes instrumentos existentes. Esto da lugar a la creación de instrumentos híbridos que tienen características sonoras y físicas únicas. La impresión 3D permite una mayor libertad en la exploración de nuevos conceptos de instrumentos y en la creación de instrumentos personalizados y adaptados a las necesidades individuales de los músicos. Además, la combinación de diferentes elementos de instrumentos existentes también puede llevar a nuevas formas de crear música. «Lo más interesante de la fabricación digital no es el hecho de reemplazar todos los componentes por impresión 3D, sino combinar la impresión 3D con los métodos existentes y, de esa manera quizá, impactar en productividad, en expandir la customización de un instrumento, en darle mayor argumento artístico o funcional.» continúa Martín, CEO de Fona.

Tecnologías y materiales en los instrumentos impresos en 3D

En cuanto a los instrumentos musicales impresos en 3D podemos encontrar una gran cantidad de materiales en sus creaciones. Ácido poliláctico (PLA), acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), policarbonato (PC), polieterimida (ULTEM), acrilonitrilo estireno acrilato (ASA) y polietileno tereftalato de glicol (PETG) en instrumentos que tengan estructuras de plástico y se vayan a fabricar a partir de su resina o incluso Nylon tanto en forma de polvo como de filamento. Aparte de los materiales mencionados, podemos encontrar en las creaciones metales en polvo que pueden imprimirse en 3D. El uso de estos materiales dependerá de los resultados y objetivos del fabricante para sus creaciones. Para mejorar la resistencia general de los instrumentos musicales impresos en 3D, se suelen reforzar con fibras cortas o continuas para obtener materiales compuestos, también llamados composites. Después, como es obvio se podrá aplicar un postratamiento para conseguir el acabado superficial deseado.

“Desde el principio, hemos utilizado FDM (modelado por deposición fundida) para fabricar las boquillas Syos. Nuestro catálogo de condiciones es muy exigente, sobre todo porque los músicos van a llevarse el producto a la boca. Hicimos que una empresa francesa desarrollara un material específicamente adaptado a nuestras necesidades” comenta Maxime Carron el cofundador de la empresa Syos, creadora de boquillas impresas en 3D.

Si hablamos de las tecnologías para la fabricación de los mismos, podremos encontrar las adecuadas para cada tipo de material e instrumento. Si por ejemplo estamos hablando de un ukelele fabricado a partir de ABS lo podremos encontrar en forma de filamento para su impresión 3D FFF o si por el contrario estamos hablando de una trompeta impresa en 3D pues necesitaremos metal en polvo y podremos utilizar la tecnología de DMLS o EBM

El saxofón tiene un tamaño reducido y muy ligero. (Créditos: Odisei Music)

“Nosotros usamos una de las impresoras Jet Fusion de HP para fabricar nuestros saxofones impresos en 3D. Esta máquina nos permite fabricar piezas finales con muy buenos acabados estéticos y mecánicos. Esta tecnología la usamos también por su alta producción. Creemos que por la tipología de productos que diseñamos y fabricamos es la que mejor se ajusta a nuestras necesidades.” – Ramón Mañas, OdiseiMusic

La empresa catalana Odisei Music se dedica al diseño y fabricación de instrumentos electrónicos de viento impresos en 3D, siendo el más famoso su saxofón electrónico. Denominado Travel Sax, utiliza la tecnología Multi Jet Fusion en el proceso de producción. Su objetivo es difundir la música en todo el mundo ayudando a los músicos a desarrollar sus habilidades musicales de una manera más rápida y fácil, demostrando así el potencial de la tecnología en esta industria.

Accesibilidad a la música gracias a las nuevas tecnologías

Nosotros por nuestra parte hemos podido ver la creación de muchos instrumentos por impresión 3D para ayudar a los músicos. En relación a esto, Frank DeFalco, gerente de Canada Makes, una organización dedicada a la impresión 3D, comentó que “los instrumentos impresos en 3D no son peores ni mejores, simplemente diferentes en su enfoque” en una entrevista con Design Engineering. Y es que el enfoque en la mayoría de los casos consiste en mejorar la experiencia del músico y ayudarle en lo que necesite. Un ejemplo que ilustra la creación de instrumentos para hacerlos más accesibles y cómodos lo podemos ver de la mano de Robert Hunter, estudiante de doctorado en ingeniería de la Universidad de Ottawa, que diseñó un clarinete junto con una muñequera que trabajan en conjunto para ayudar al músico a soportar el peso del instrumento durante largos periodos de tiempo. La inspiración le vino de su propia experiencia al tocar el clarinete en la escuela secundaria, donde sufría dolores intensos en el tendón del pulgar después de horas de práctica. 

Las personas invidentes también han encontrado una manera accesible de leer pentagramas gracias al proyecto de pentagramas impresos en 3D para invidentes liderado por Kim Yeaji y un equipo de investigadores de la Universidad de Wisconsin. Kim experimentó una pérdida gradual de la visión y descubrió en la música una forma de conectarse con el mundo. 

«No era sólo construir un prototipo para ella o la escuela de música. Es una verdadera colaboración en la que hemos trabajado con Kim para entender sus necesidades y encontrar soluciones juntos.» menciona uno de los ingenieros que participó en el proyecto. 

El proyecto, conocido como «Tactile Stave Notation» (Notación Táctil de Pentagramas), busca recrear las partituras en papel utilizando relieves distintos que pueden ser no sólo leídos, sino también reconocidos a través del sentido del tacto. Para lograr esto, se necesitó una impresión en 3D muy detallada, por ello utilizaron la tecnología de sinterizado selectivo por láser (SLS), que les dió una mejor resolución y permitió la recreación de las notas como pequeñas elevaciones en la partitura.

“Todavía queda mucho por hacer para que la música sea más accesible, y el hecho de que se utilicen nuevas tecnologías como la impresión 3D para la fabricación puede contribuir a abrir el apetito de los aficionados a la tecnología. La música sigue teniendo una imagen muy tradicional, al menos en Francia. El uso del color y de materiales inusuales, así como la ruptura de códigos, también puede generar una forma de atracción por la novedad que aporta a un mercado envejecido y muy anticuado. En cualquier caso, ¡eso es lo que esperamos en Syos!» continúa Maxime. Está claro que aunque aún queda trabajo por delante, la impresión 3D es la herramienta perfecta para el impulso hacia la accesibilidad de la industria musical.

Acústica y procesos de producción

Como hemos visto, además de la fabricación de instrumentos, la impresión 3D ha mejorado la accesibilidad a la música para diferentes tipos de usuarios. Especialmente para aquellos que lamentablemente tienen dificultades para disfrutarla en muchos aspectos. Por otra parte, la impresión 3D ha permitido la producción más rápida y eficiente de componentes acústicos, lo que ha reducido los costes y mejorado la eficiencia en la producción de equipos de sonido. Esto mejora a su vez la capacidad de los ingenieros y diseñadores para probar y validar sus proyectos antes de la producción en masa, lo que aumenta la precisión y la calidad en la producción.

Por otra parte, dicen que la música es un gran aliado para la lucha contra los trastornos de la vejez relacionados con la memoria. La impresión 3D ha contribuido también en este aspecto, por ejemplo lo podemos ver en este Gramófono llamado “Memory Loss Music Box”. Ha sido creado a través de impresión 3D con bambú y puede ser fabricado desde casa. Su principal objetivo es llevar la alegría de la música a personas con pérdidas de memoria, tales como la demencia o el Alzheimer.  

Memory Loss Music Box de Makers Making Change. (Créditos: Makers Making Change)

En conclusión, ya que ya hemos visto muchas evidencias de que la impresión 3D es un gran aliado para una gran cantidad de industrias, utilizar impresoras 3D para crear instrumentos y discos que sean beneficiosos tanto para el medio ambiente como accesibles para todos nosotros será la decisión que deberemos tomar para caminar hacia el futuro. El proceso puede empezar con un cambio en los materiales utilizados y la reducción de residuos así como en una escucha activa a los que lo necesiten. Quizás en algún momento obtengamos vinilos de origen sostenible, los cuales podrían imprimirse en las mismas tiendas de discos. O quizá podamos ir a una tienda de instrumentos musicales, teniendo la posibilidad de personalizar nuestro instrumento según nuestras necesidades específicas.

¿Qué opinas de esta revolución en el mundo de la música? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FRit_IT
Newsletter
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thanks