menu

Imprimen en 3D un centro cultural de 23 metros de altura en Suiza

Publicado el julio 5, 2021 por Alicia M.
centro cultural Suiza

El ETH Zurich (Instituto Federal Suizo de Tecnología) es una institución realmente activa en el campo de la fabricación aditiva. Así lo demuestran, no solo las numerosas asociaciones, sino también la larga lista de spin-offs, entre las que algunas empresas, como 9T Labs, se dedican a la impresión 3D. Ahora, la universidad se ha asociado nuevamente y, por lo tanto, está involucrada en un nuevo proyecto de impresión 3D: junto con la fundación suiza Origen, crearán un centro cultural hecho de hormigón que se imprimirá en 3D para la primavera de 2022.

En concreto, se trata de una torre de 23 metros de altura que se está construyendo en el pueblo de Mulegns en Julier Pass. El pequeño y encantador pueblo actualmente consta de 16 habitantes, algo que le preocupa Giovanni Netzer, director de la Fundación Origen. La idea es devolverle la vida al pequeño pueblo y preservar su cultura e historia. Tras reabrir un hotel, ahora está planificando este proyecto  con la ayuda de arquitectos e ingenieros del ETH, que han elaborado el diseño y están planificando el método de construcción. El centro cultural estará hecho de columnas de hormigón blanco impresas en 3D de forma orgánica y tendrá cuatro pisos, que van desde cuatro a ocho metros de altura cada uno. En la parte superior de la torre habrá una cúpula donde se podrán realizar eventos.

centro cultural Suiza

El centro cultural impreso en 3D estará ubicado en el pueblo de Mulegns, Suiza | Créditos: Hansmeyer/Dillenburger

Impresión 3D como método de construcción

Para poder crear las complejas geometrías de la torre y utilizar el hormigón exactamente donde se necesita para la estructura de soporte, el equipo del proyecto optó por la fabricación aditiva como método de construcción. De hecho, con una altura de 23 metros, el centro cultural podría ser una de las estructuras impresas en 3D más altas jamás construidas por estas máquinas de este estilo. Hay varios factores a considerar a la hora de planificar un proyecto así. Los profesores del ETH deben trabajar en la mezcla de hormigón correcta, así como en la integridad estructural y las conexiones de los elementos impresos en 3D. Dos ventajas de la torre impresa en 3D son que la construcción utiliza menos materias primas, ya que no hay necesidad de encofrado, y que los elementos de hormigón se pueden separar entre sí, de modo que el centro cultural podría desmantelarse y reconstruirse en cualquier lugar.

Recientemente, la fundación presentó el proyecto por primera vez al público. El presidente de la Confederación Suiza, Guy Parmelin, y Mario Cavigelli, miembro del gobierno del cantón de Graubünden, estuvieron en la presentación. Detlef Günther, vicepresidente de investigación de ETH, también estuvo presente para apoyar el proyecto. Si todo sale según lo planeado, se instalará un lugar de construcción pública en abril de 2022. El brazo robótico aplicará el hormigón blanco capa por capa, tardando solo dos horas en construir una columna de tres metros de altura. Puedes obtener más la información en el comunicado de prensa oficial.

La presentación del proyecto (de izquierda a derecha): Giovanni Netzer, Detlef Günther, el presidente Guy Parmelin y Mario Cavigelli | Créditos: Benjamin Hofer.

¿Qué piensas del centro cultural impreso en 3D en Suiza? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

*Créditos foto de portada: Hansmeyer/Dillenburger

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FR
Manténte actualizado
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thank you