menu

Alibaba y Tronxy 3D son demandados por la muerte de un joven ocasionada por una impresora 3D

Publicado el junio 17, 2022 por Marta G.

Según documentos judiciales, los padres de Calvin Yu, que murió en un incendio causado por una impresora 3D en 2020, demandan tanto al fabricante de impresoras 3D Tronxy 3D como a Alibaba. El incendio se produjo cuando una impresora 3D Tronxy X5SA 24V se sobrecalentó y provocó un incendio al prender fuego el sofá. Esto provocó unas lesiones mortales en Calvin Yu. Ahora sus padres reclaman daños a las dos empresas en virtud de una serie de denuncias que incluyen la negligencia y la responsabilidad del producto en relación con los defectos de la impresora.

Es probable que hayas oído hablar de Alibaba, la multinacional tecnológica especializada en comercio electrónico, venta al por menor, internet y tecnología, entre muchas otras cosas. Lo más importante en el caso de esta demanda es que la empresa también es propietaria de AliExpress, un servicio de venta en línea con sede en China, similar a Amazon y popular por su envío gratuito a todo el mundo y sus bajos precios. Por otro lado, Tronxy 3D es un fabricante chino de impresoras 3D. Cuya oferta se centra principalmente en impresoras FDM, LCD y de cerámica. En este caso, el incendio fue causado por una impresora 3D Tronxy X5SA, uno de los modelos más populares que está disponible desde sólo 280 dólares.

Una impresora 3D Tronxy X5SA de 24 V provocó el incendio al sobrecalentarse (créditos: Tronxy)

El caso contra Tronxy y Alibaba

Los documentos judiciales, señalan que el Departamento de Bomberos de San Fransisco determinó que la causa directa del incendio fue la impresora 3D, que estaba conectada a una toma de corriente cuando se sobrecalentó. También concluyeron que la muerte de Calvin Yu fue consecuencia de las lesiones causadas por la impresora 3D supuestamente defectuosa. Así pues, Hoi Kwong Yu y Janice Yu solicitan ahora una indemnización por daños, ya que afirman que la impresora 3D se estaba utilizando de la forma prevista y, por tanto, era defectuosa y funcionaba mal. También culpan a Alibaba y a Tronxy por no advertir ni revisar suficientemente la máquina. Los documentos señalan que, «[Los] demandados… tenían el deber de advertir al difunto Calvin Yu sobre los defectos y los peligros asociados al uso de la impresora 3D Tronxy X5SA 24V de los que eran conscientes, o en el ejercicio de la diligencia ordinaria, deberían haber sido conscientes, en el momento en que la impresora salió del control de los demandados».

De hecho, según los usuarios de Reddit, esto podría haber sido causado por un problema previamente conocido con las impresoras Tronxy en el que la protección térmica contra fugas, o esencialmente el sistema de protección que evita que una impresora se caliente incontroladamente, estaba desactivada. Esto fue descubierto por Angus Deveson de Maker’s Muse, quien posteriormente notificó a la compañía. Al parecer, la empresa respondió y actualizó el firmware de todas las impresoras 3D para habilitarla. Sin embargo, esta impresora 3D fue potencialmente comprada antes de que esto pudiera hacerse, ya que según los documentos judiciales, fue comprada el 9 de noviembre de 2019 y Maker’s Muse publicó una actualización el 19 de noviembre de 2019.

alibaba

Las impresoras Tronxy 3D están disponibles AliExpress

Además, los documentos judiciales nombran la responsabilidad objetiva (falta de advertencia) como una de las quejas. Señalan que «los demandados… conocían o deberían haber conocido la propensión de la impresora 3D Tronxy X5SA 24V a sobrecalentarse e incendiarse». Sugiriendo que esto podría haber jugado un papel importante. Este es un problema cada vez más común no sólo con las tiendas que venden directamente los productos, sino también para los servicios de venta al por menor como Alibaba y Amazon. El problema llegó a ser tan grande para Amazon al tener que hacer frente a las quejas sobre las ventas de terceros que la empresa puso en marcha una nueva política el año pasado en la que establecía que pagaría a los clientes hasta unos 1.000 dólares cuando un tercero causara daños a la propiedad o lesiones personales. De momento, Alibaba no tiene una política semejante.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que incluso con las impresoras 3D de sobremesa domésticas existen peligros potenciales. Según los CDC, los usuarios deben tener en cuenta la posibilidad de entrar en contacto con materiales nocivos, así como el riesgo de estática, fuego o incluso explosiones. Aunque no son en absoluto habituales, incluso los principiantes con impresoras 3D «fáciles de usar» deben asegurarse de que conocen las características de seguridad y saben cómo aplicarlas. Estas medidas ayudarán a minimizar las posibilidades de riesgo o muerte al utilizar máquinas que no son juguetes. Si quieres saber más, puedes leer los documentos judiciales subidos por The Register para el caso Yu contra Alibaba AQUÍ.

¿Qué piensas del caso de Yu contra Alibaba? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: FacebookTwitterYoutube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

*Créditos foto de portada © Frank Schulenburg / CC BY-SA 4.0

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FRit_IT
Newsletter
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D

3Dnatives is also available in english

switch to

No thanks