menu

Algas marinas, el ingrediente para las biotintas en impresión 3D

Publicado el diciembre 1, 2016 por Lucía C.
biotintas

Una de las principales bases para el desarrollo de la bioimpresión es encontrar lo materiales adecuados para el crecimiento celular y con ellompoder desarrollar estructuras más complejas. En la Universidad de Bristol, Inglaterra, han descubierto una base que ayuda a desarrollar biotintas que con gran aceptación celular, las algas marinas.

El material utilizado se llama alginato, un polisacarido que se encuentra en las paredes celulares de las algas, el cual al mezclarse con un polímero sintético como Pluronic,se convierte en una biotinta que refuerza el desarrollo de las estructuras celulares. «Ofrece una multitud de ventajas para la bioimpresión, en comparación con sistemas de gel de un solo componente», menciona el equipo de la universidad.

Pluronic, el polímero sintético utilizado para el desarrollo de las biotintas fue desarrollado por la reconocida empresa de químicos BASF, es un tipo de copolímero en bloques que se basa en la combinación de gas óxido de etileno y óxido de propileno líquido. Suele ser utilizado como agente dentro de otros productos para espesar y dispersar moléculas.

article_bioink2

A-C Estructura molecular del alginato. D- Cubos bioimpresos E- El cabezal de la impresora 3D modificado

Lo sorprendente del resultado es que al introducir los elementos celulares en la biotinta creada con la fusión del alginato y Pluronic, permiten expulsar el polímero sintético dejando únicamente las células madre y el polímero creado con las algas marinas.

La base del desarrollo de la bioimpresión para no dañar a los organismos es la capacidad de crear biotintas que soporten el desarrollo y a la vez no dañen las estructuras formadas. Hace unas semanas un equipo de investigadores en Alemania desarrolló BiotINK, que utiliza polímeros basados en vitaminas para fomentar el crecimiento celular y no necesita estructuras externas.

article_bioink1

Estructura celular creada con bioimpresión

El proyecto se realizó con una impresora 3D RepRap, la MendelMax 2.0  que permitió la fabricación de sus estructuras, tras modificar el cabezal de impresión. Ya produjeron con éxito un oído, nariz y cubos con estructuras óseas y de cartílago. Tras 5 semanas todas las estructuras mantuvieron su formas.

La bioimpresión es uno de los mercados que evolucionan más rápido dentro de las tecnologías 3D, su desarrollo permitirá revolucionar la industria médica. Hace unas semanas se anunció que crecerá anualmente un 35,9% hasta el 2022, posicionándose como uno de los mercados más atractivos en el campo médico. Por ello cada día hay nuevos desarrollo relacionados, la meta es poder llegar a crear órganos funcionales y transplantables en los próximos años.

Encuentra el informa completo de la Universidad de Bristol aquí.

¿Quieres saber más sobre la impresión 3D? Síguenos en  Facebook, Twitter y RSS.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FR
Manténte actualizado
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D
Nuestro sitio web utiliza cookies. Al navegar en nuestra web, aceptas el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.Saber más sobre las cookies Ok

3Dnatives is also available in english

switch to

No thank you