menu

El alga asiática de las costas andaluzas como material de impresión 3D

Publicado el octubre 27, 2020 por Alicia M.

Hace unos días, se anunciaron los ganadores de la segunda edición del ‘Reto Ansemac’, enmarcado en el ‘Programa Áurea’ que organiza la Universidad de Sevilla. Con la colaboración de la Asociación Andaluza de Mujeres Empresarias del Medio Ambiente (Ansemac) y el respaldo del Instituto Andaluz de la Mujer, el Reto Ansemac tiene el objetivo de responder a las necesidades actuales en relación al medio ambiente, así como la igualdad de género y los problemas de salud. Las ganadoras, Irene Sánchez y Marina Cruz, han centrado sus proyectos en la utilización del alga asiática como material biodegradable para el desarrollo de estructuras mediante fabricación aditiva.

Hace unos días vimos cómo un proyecto español utilizaba la impresión 3D para ayudar en la depuración de aguas contaminadas. Actualmente encontramos otro problema: la llegada de las arribazones de alga asiática en el estrecho de Gibraltar y en gran parte de la costa andaluza. Sin embargo, gracias al Reto Ansemac, estos recursos podrían aprovecharse de manera sostenible. Carmen Crespo, consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha aplaudido las iniciativas presentadas en esta segunda edición, y ha resaltado que los proyectos son “soluciones realmente innovadoras para conseguir un aprovechamiento sostenible de las algas asiáticas que han llegado a las costas andaluzas, convirtiéndolas así en una oportunidad de desarrollo y de generación de riqueza”. Pero, ¿en qué consiste esta utilización del alga asiática como método de fabricación?

Carmen Crespo, junto a las premiadas. / E. S.

El alga asiática, un material biodegradable

Las propuestas presentadas en el concurso se basaban en en la utilización de un filamento 3D desarrollado a partir de algiato, un componente que se encuentra en el alga asiática. El material biodegradable se implementaría en las tecnologías de impresión 3D para conseguir soluciones que permitan avances sostenibles. Entendemos biodegradable como un material que se puede descomponerse en las diferentes sustancias químicas que lo forman, en unas condiciones ambientales naturales. Las ganadoras centraron su propuesta en la creación de mobiliario urbano en las zonas costeras de Andalucía,  una idea que nos recuerda al proyecto Zero Waste Lab para reducir el impacto de los plásticos. Mientras tanto, otros concursantes lo utilizaron para fabricar ladrillos, revestimientos y placas para la construcción prefabricada.

Con estos proyectos se conseguiría la reducción en la cantidad de algas que se encuentran en la costa, y se evitará el desperdicio reutilizándolas para el bien comunitario. Crespo afirma que son “iniciativas pioneras y ejemplo de economía circular, un modelo de producción por el que apostamos firmemente desde el Gobierno de Andalucía como vía para continuar avanzando en sostenibilidad”. Este es otro ejemplo de cómo la fabricación aditiva se integra con nuestro día a día, permitiendo que los materiales sean híbridos y permitan el desarrollo de estructuras a partir de recursos naturales.

El filamento 3D se desarrolló a partir de algiato, un componente que se encuentra en el alga asiática.

¿Qué piensas de la utilización del alga asiática como material de fabricación? Deja tus comentarios en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Youtube y RSS. Sigue toda la información sobre impresión 3D en nuestra Newsletter semanal.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

de_DEen_USes_ESfr_FR
Manténte actualizado
Cada miércoles, recibirás las últimas novedades del mundo de la impresión 3D
Nuestro sitio web utiliza cookies. Al navegar en nuestra web, aceptas el uso de cookies de acuerdo con los términos de esta política.Saber más sobre las cookies Ok

3Dnatives is also available in english

switch to

No thank you