La impresora 3D Inkspire es la primera máquina de resina del fabricante polaco Zortrax que hasta ahora nos ha acostumbrado a sus impresoras 3D FDM. Inkspire se basa en la tecnología UV-LCD, un proceso cercano a la estereolitografía con la diferencia de que utiliza una pantalla LCD como fuente de polimerización UV, lo que le permite cubrir toda la placa de impresión para polimerizar el resina de manera uniforme.

La impresora 3D Inskpire ofrece un volumen de impresión de 72 x 132 x 175 mm y un espesor de capa mínimo de 25 micras. En cuanto a su velocidad de impresión, es 8 veces más rápida que las soluciones de la competencia en el mercado. Una herramienta ideal para el trabajo que requiere detalles importantes, ya sea en el diseño de prótesis o joyas, por ejemplo.